Razas de canarios de canto

Se valoran los giros musicales emitidos por el canario macho, ya que las hembras no pueden realizar este tipo de entonaciones, es un método para atraer a las hembras en celo, además, estas vocalizaciones, sirven para delimitar su territorio de otros adversarios. Cuentan con un amplio repertorio, su melodía o giro musical varía en función de la raza que se trate.

Canario Timbrado Español

Su canto es alegre, melodioso, con amplio registro tonal y variedad de timbres, actualmente se valora los ritmos lentos o semilentos, buena dicción y abundante contenido en melodías, además no debe emitir ningún tipo de estridencias. Se admiten cualquier fenotipo a excepción de ejemplares con factor rojo o aquellos que presenten rizos en su plumaje. Es puramente español.

Canario Roller o Harzer

Se caracteriza por articular sonidos con el pico semicerrado, su canto es de tonalidad tenue, muy dulce y melodioso, aunque también trasmite tristeza y nostalgia. Es un pájaro descendiente de Alemania, generalmente cuenta con un fenotipo amarillo, verde o mezcla de ambos.

Canario Malinois o Waterslager

Es oriundo de Bélgica, sus vocalizaciones son variadas, alegres y armoniosas, de tonalidad media, sin estridencias, donde predominan las notas y rulos de agua, entremezclándose con sonidos flauta. Es un canto que tiene cierta similitud con algunas melodías emitidas por el Ruiseñor, valorándose positivamente, que sus entonaciones se asemejen a las de este último. Su fenotipo es de color amarillo o amarillo manchado.

Canarios de color

En este caso los criadores cultivan ejemplares basándose en la belleza de sus coloridos, además los canarios de color han de poseer un plumaje liso, sin rizos, pegado a su cuerpo, no demasiado grueso, ni excesivamente delgado. La talla media oscilará en torno a los 15 cm, asimismo las alas no deben permanecer caídas, ni cruzadas entre sí, deben estar bien incrustadas al cuerpo; cola con terminación en forma de “M”; cabeza en proporción a su cuerpo; pico corto y cónico, se descartan ejemplares con pico excesivamente delgado. Existen dos grupos de canarios de color:

Melánicos: Existencia de melaninas o pigmentos distribuidos por todo su cuerpo, pueden ser negras o marrones (eumelaninas) y de color rojizo (feomelanina). En aquellas partes donde no existe pigmentación se aprecia el color base o lipocromo del canario. Se reconocen los siguientes colores básicos:

  • Agata: se trata de una variedad diluida del color verde.
  • Negro-bruno: canarios que poseen eumelanina negra.
  • Bruno: en este caso la eumelanina es marrón.
  • Isabela: es una especie de bruno diluido, consecuencia de apareamientos entre canarios bruno y ágata.

Lipocromos: Estos pájaros presentan colores sólidos, es decir, sin melaninas. Se reconocen los siguientes colores de lipocromos: amarillo, rojo, blanco dominante, blanco recesivo y la versión mutada de colores básicos, nos referimos al canario lipocromo marfil, caracterizado en tener tonalidades apagadas o diluidas. Existen ejemplares lipocromos y melánicos que tienen la peculiaridad de poseer ojos rojos. Además, ambos grupos, se clasifican en tres categorías, en función de la localización del lipocromo y la textura del pájaro:

  • Intenso: Coloración uniforme por todo el cuerpo, tonalidad fuerte, plumaje estilizado, corto y fino.
  • Nevado: El borde de la pluma presenta una coloración nítida, la tonalidad es menos intensa que el anterior, este efecto es debido a que el lipocromo no se expande hasta el final de la pluma.
  • Mosaico: determinadas zonas del cuerpo manchadas, en machos, más predominante que en las hembras, toda vez que el dimorfismo sexual es muy marcado.

Los nevados y mosaicos presentan abundancia de pluma, con aspecto más grueso que los canarios intensos.

Canarios de posturas

Los canarios de postura poseen ciertas peculiaridades en su fenotipo, distintas a la del color del pájaro estudiadas con anterioridad, por ejemplo, los rizados, como su nombre indica, tienen un plumaje rizado en el pecho, flanco y espalda; otra variedad, los moñudos, cuentan con una moña que recubre su cabeza. Existen también aquellos que adoptan formas determinadas, destacando el canario Giboso Español, que ha de formar con la cabeza y cuello un ángulo de 45 a 60 º, el Norwich con su cuerpo corto y redondeado, en forma de bola; finalmente, otros canarios destacan por su particular diseño, como es el caso del canario Lizard.

 

(Fuente: Paradais-Sphynx)